Cuando el sol y la luz cubren el espacio visible se dice Akui We Tripantu (llegó el nuevo año) o también Wiñoi Tripantu (regresa la salida del sol). De esta manera en el amanecer del día 24 de junio se inicia otro ciclo de vida en el mundo mapuche… y en la madre tierra.

— Por: Kiltro Suelto

Tal cual. Así damos inicio a un nuevo ciclo de respeto por la tierra y quienes la habitan. Las cosechas se revitalizan y generosamente la tierra actúa en su afán de tenernos.

Así se da las gracias por lo bueno y lo malo vivido, pues de lo malo aprendemos a vivir lo bueno. No es una fecha de uso comercial sino de respeto ancestral.

We Tripantu es una fiesta que celebran los mapuches y muchos pueblos americanos, con distinto nombre obviamente. El inicio del año nuevo mapuche se celebra entre el 21 y el 24 de junio, en el solsticio de invierno.

De acuerdo con la tradición, las familias invitadas acuden a la ruca anfitriona (tradicional casa mapuche) al atardecer del día anterior del inicio del nuevo año, con sus alimentos y obsequios para la festividad. En la noche los mayores conversan de tiempos pasados, de juegos y bailes. Todo gira en torno al fogón, y se preparan alimentos tradicionales. Aparecen los catutos, el muday, los sancos, el charqui, las yerbas y otros.

En las cenizas del fuego y las brazas se preparan los rescoldos (tradicional pan de las zonas del sur del país) y se reparten los mates entre adultos, jóvenes y niños. El respeto es único a quienes dirigen las ceremonias. Se prohíben por lo general las fotografías y registros, así el alma de las machis no corre peligro, como tampoco la conexión con el mundo espiritual.

Hoy en día los cocineros se han volcado al estudio de nuevos productos, formas de tratar el alimento y la estacionalidad auspiciada y enseñada por nuestros pueblos de Chile. Así tenemos hoy en dia frutos como el calafate, maqui, mosqueta, digueñes, entre otros. Alimentos como el changle, loyo, gargal ya no son desconocidos de nuestra mesa y cocina; y se busca la revalorización y el rescate en algunos casos de lo que el tiempo no ha podido dejar atrás: el respeto por lo nuestro y nuestras raíces.

Recetario del pueblo mapuche

Zanco de harina tostada

Ingredientes:

  • 250 grs. de harina tostada
  • 1 cebolla blanca mediana cortada en pluma fina
  • 2 ajos machacados
  • 3 cucharas soperas de manteca de cerdo
  • 1 cucharadita de ají de color
  • 1 pizca de comino
  • Merquén a gusto
  • 1 cucharadita de sal.

Fondo de verduras o de vacuno: 2 tazas (caldo de cocción de verduras surtidas o hueso de vacuno). Puede ser agua, pero quedara con menos sabor.

Preparación:

Cortar la cebolla en pluma fina y machacar muy bien el ajo, reservar por separado.

Agregar la manteca a una olla mediana o sartén, calentar a fuego medio y agregar la cebolla en pluma y el ajo machacado.

Sofreír ambos hasta que la cebolla este transparente y haya soltado su jugo y sabor junto al ajo (siempre a fuego medio).

Agregar el ají de color, la pizca de comino y el merquén, revolver bien para incorporar los sabores.

Agregar el fondo de verduras o vacuno tibio.

Agregar finalmente la harina tostada en forma de lluvia y revolver para que no se formen grumos. Debe quedar como una salsa espesa)

Agregar la mitad de sal y revolver bien.

Dejar cocinar por unos 5 minutos a fuego bajo sin dejar de revolver.

Rectificar la sal y la sazón si es necesario.

Puede servir al desayuno con un huevo frito, como lo hacía mi abuela en el sur. O como acompañamiento de un trozo de asado de cerdo, vacuno o caballo, además de una longaniza ahumada.

 

Jugo de Hierbas (Lawen) Rinde 2 litros

Ingredientes:

  • Manzanilla: 2 cucharadas soperas
  • Cedrón: 6 hojas secas
  • Canela: 2 ramas
  • Miel: 50 grs.
  • Cascara de medio limón
  • Agua: 2,5 litros

 

Preparación:

Disponer todas las hierbas y especias en una olla, agregar la miel, el agua y llevar a ebullición a fuego alto.

Una vez que suelte el hervor bajar la llama a fuego medio y dejar reducir aproximadamente hasta que queden 2 litros de líquido.

Dejar enfriar y colar.

Generalmente todos estamos acostumbrados a consumir jugos de hierbas como infusiones calientes. Les recomiendo que prueben esto como un jugo frio, se llevarán una sorpresa en cuanto a sabor y beneficios para el organismo.

Fuente: Cocineros en movimiento para HH

Receta: Leo Yáñez