La responsabilidad de un Hotel inserto en un Parque Nacional es enorme. La clave es tener un servicio impecable y ser capaces de desarrollar tecnologías amigables con el entorno. El Hotel Termas de Puyehue nos demostró que eso se puede lograr. Vivimos la experiencia, disfrutamos al máximo y les recomendamos visitar este precioso lugar de nuestro Chile.

— Por: María José Winter

Los 36º de la piscina termal son perfectos para pasar horas en sus aguas tibias. Al rato, dan ganas de entrar al hidromasaje, que con sus 40º de temperatura relajan el cuerpo a un nivel extremo. Luego no hay nada mejor que un zambullido en el agua fría y volver a los 36º. Esta rutina la podría repetir eternamente. Y lo vivimos en el Hotel Termas de Puyehue, ubicado a 73 kilómetros de Osorno.

Rodeado de volcanes, casi inserto en la Cordillera de Los Andes y en medio del Parque Nacional Puyehue, este lugar es mágico. Si a esto se le suman sus aguas termales extraídas a 65º de las napas del centro de la tierra y un sistema all inclusive que permite disfrutar sin límites, la experiencia es más que placentera.

Haciendo un poco de historia, el Hotel fue creado hace casi 100 años atrás y fue el primer all inclusive de Chile. “Es un establecimiento emblemático que modificó lo que es la hotelería en este lugar y en Sudamérica. El paisaje, la historia que tiene el hotel y su ubicación lo hacen realmente único. No hay muchos lugares en el mundo como este”, afirma María José Páez, la jefa de Spa.

A pesar de sus años, este lugar ha sabido reinventarse. Su concepto es hotelería 5 estrellas de montaña. Acorde al entorno. Y es cosa de echar un vistazo. Acá se pueden realizar infinitas actividades. Cabalgatas, bicicleta, kayak, canopy, caminatas, sala de juegos, piscinas termales y masajes relajantes con chocolate, con piedras volcánicas, entre otros. Uf. La gracia es sacarle provecho a la naturaleza.

Y aquí queremos que pongan ojo. Estando en un lugar privilegiado como Puyehue, la sustentabilidad y el cuidado por el medio ambiente se hace esencial. Hace un tiempo, el hotel desarrolló un proyecto de energía geotérmica que les permitió aprovechar las aguas termales para la calefacción y las duchas de las 110 habitaciones. Nada que me gustó más que ducharme y pensar que esa agua venía directo del centro de la tierra.

“El concepto de la familia propietaria tiene que ver con el cuidado del medio ambiente, el cuidado de las aguas, preservar este lugar. Tenemos un compromiso con la sustentabilidad”, cuenta María José. A esto se le suma la planta de agua mineral Puyehue, un agua rica, pura, sacada directamente de las termas. Algo que partió como un emprendimiento, hoy se puede encontrar en todas partes.

El hotel tiene tres formatos. El All inclusive que incluye alojamiento y todos los servicios, el pase diario, que se disfruta de todo durante el día sin alojamiento y el formato Bed and Breakfast. A pocos kilómetros están las Termas Aguas Calientes que es un lugar más sencillo y más accesible económicamente, pero en el que también se puede disfrutar de las bondades de la naturaleza. Hay para todos los gustos y para todas las billeteras. Pero como sea, en invierno o verano, la naturaleza de nuestro país nos llama a aprovecharla y admirarla, siempre con respeto y cuidado.

OJO: Termas de Puyehue y Hacedor de Hambre les tienen un regalo. Desde hoy hasta el 17 de diciembre, si vas a las Termas tendrás un 20% en masajes si es que cuentas que leíste esta nota. 

 

Dónde: Ruta internacional 215 Km. 76, Puyehue, Osorno.Web: www.puyehue.cl / www.termasaguascalientes.cl