Porque partió la primavera, llega el calor, las flores, la piscina… la playa. ¿Necesitamos más excusas para querer vernos bien y cómodos con poca ropa? Y ojo que esto vale para mujeres y hombres. Todos queremos sentirnos bien… en la medida de lo posible. Por eso el Hacedor de Hambre te quiere ayudar en este difícil camino, lleno de brownies, papas fritas y hamburguesas que te gritan ¡cómeme, cómeme! Pero no. Esta vez seremos fuertes. No caeremos en la tentación.

— Por: María José Winter

Quisimos partir con una tendencia que se ha popularizado en el mundo. Los jugos detox. ¿Qué es esto? Es un ayuno en el que por unos días SOLO se toma jugo, sí, escuchaste bien. Sólo líquido, ya sea jugo, agua e infusiones y en ciertas ocasiones, se puede agregar algún vegetal o frutas crudas.

Quisimos probar una de las marcas más antiguas que se instaló en Chile. La Prensa. Esta tienda ubicada actualmente en Andrés Bello ofrece productos naturales, orgánicos, máquinas de batidos y su caballito de batalla: los jugos detox. Blanca Valdés, jugoterapeuta y creadora de La Prensa, inició este emprendimiento hace tres años atrás, cuando tomar un jugo verde era bastante raro. “Después de que mi madre tuviera un terrible problema de salud, empecé a darme cuenta de la importancia de la alimentación saludable para vivir sin dolores ni angustias. Lo nuestro más que una moda, es un cambio de paradigma, una revolución para sentirnos mejor en todo sentido”, afirma ella.

Nos sometimos a la difícil prueba de pasar tres días sin comer. ¡Qué calvario para una #hacedoradehambre! Y esta fue mi experiencia:

DÍA 1: La rutina parte temprano con un vaso de agua con limón y si quieres, una infusión de hierbas. Aproximadamente a las 10 de la mañana debes tomarte un shot de wheatgrass. No me gustó para nada su sabor, pero saber que este producto derivado del brote del pasto trigo es el superalimento del futuro y lleno de beneficios, me daba la impresión de estar tomando un shot de vitaminas y nutrientes directo a la sangre.

Luego continuamos con el primer jugo del día, el “Apio y punto”. No es más que jugo de apio, por lo que su gusto tampoco era demasiado rico. Pero sano. De ahí en adelante la cosa se pone buena. Cada una hora aproximadamente iban apareciendo la “Mina de Oro” con piña, pepino y jengibre, el “Vampirito” con betarraga y zanahoria o “La Liebre” de zanahoria, manzana, jengibre, limón. El día se pasa rápido probando nuevos sabores y sorprendiéndonos con los brebajes.

En la hora de almuerzo se puede comer una pequeña ensalada cruda y en la noche si te baja la ansiedad, está permitido tomarse un jugo extra o comerse media palta con lechuga, ya que según Blanca, “así no te estresas pensando que tomarás sólo líquido ni te aíslas socialmente a la hora de almuerzo, lo que hace que a la larga el detox sea más llevadero”.

Día 2: El martirio del wheatgrass nuevamente. Pero vamos que se puede. Nuestro cuerpo se está limpiando. El “Mix de Berries” a media tarde es un alivio, porque esta mezcla es más densa y tiene pedazos de frutas, por lo que es una excepción a los jugos del día. Es el segundo día y se sobrevive.

 

Día 3: Último día del detox. Acá la ansiedad por terminar puede jugar en contra. Pero si nos mentalizamos y entendemos el objetivo final, que es poco a poco llevar una vida más saludable, la meta se logra. Y yo lo logré. Pero de verdad sentí mi cuerpo un poco más liviano. Ojo que hay que tratar de mantener una alimentación sana sin harinas refinadas ni procesados por dos días más.

En los ayunos líquidos el cuerpo deja de usar energía en digerir la fibra y se enfoca en procesos de desintoxicación y limpieza. Luego de unos días de alimentarte muy sano y hacer ayuno comienza un proceso de auto digestión en donde quema y digiere células muertas, averiadas o envejecidas, grasa y abscesos. Este es el secreto de todos los Detox”, afirman desde La Prensa.

Tienen diferentes planes. El Koala está dirigido para principiantes que deseen acercarse a un estilo de vida saludable, el plan Jirafa es un poco más avanzado. Y el Gorila es para experimentados, con más jugos y proteína de cáñamo incluida. Todos ellos traen los jugos congelados en bolsas de plástico, para que no se pierda su potencial nutritivo. “Creemos en el jugo fresco, del momento”, dice la dueña.

Su concepto va más allá de vender estos líquidos. Se diferencian debido a su investigación y experimentación real. En La Prensa realizan terapias, talleres y tienen desafíos en comunidad. Tienen jugos con más verduras que el resto y algunos sin fruta. “Es un cambio cultural, hasta que todos tomemos un jugo verde al desayuno, pero nunca con dietas restrictivas que finalmente estresan al cuerpo”, remata Blanca.

Dónde: Andrés Bello 2893, Las Condes.Cuándo: Lunes a viernes de 8:00 a 18:00 hrs.T: (+569) 5 3961922Web: jugoslaprensa.com