El desafío es difícil. Tratar de conquistar el paladar de los más exigentes: los niños. Que se alejen de los productos llenos de químicos, azúcares y preservantes y elijan lo sano, nutritivo pero rico. Las increíbles cabritas Puripop con sus cuatro sabores y las galletas de arroz Mizos están cambiando la alimentación de los más pequeños.

— Por: María José Winter

No es coincidencia que los medios le estén dando tanto espacio a la comida saludable. No es por nada, pero nuestro querido Chilito tiene una de las tasas más altas de obesidad infantil en el mundo. Ya basta. Enseñémosle entonces a los niños que lo sano también puede ser rico.

Gonzalo Aspillaga le achuntó medio a medio con su emprendimiento: galletitas de arroz integral cubiertas en chocolate, manzana y arándano. En 2012 se dio cuenta que en nuestro país no existían snacks realmente saludables para sus hijos. Comenzó a experimentar en su casa para crear algo nutritivo, sin azúcar, sin gluten y lo más importante, atractivo para los más chicos.

El envase con colores y con una galleta sonriente en el logo, está perfectamente pensada para competir con los productos azucarados y calóricos del mercado. Desde el año 2013 la marca se encuentra en el Líder, Jumbo, Tottus, Unimarc y Big John. Pero espérense. No hay solo productos para niños. También ofrece los “Apple Clusters”, crujientes bolitas de manzana deshidratada y desde este año galletas de arroz quínoa y maíz chía pensado para un aperitivo saludable.

“Para lograr un cambio en los hábitos de alimentación es necesario educar y mostrarles a los niños las implicancias a largo plazo de una mala alimentación. Lamentablemente esas consecuencias se manifiestan en la adultez, por tanto ahí está el gran desafío”, afirma Gonzalo Aspillaga.

Cabritas, ñami

Pero hay más. Quién no sueña con este panorama perfecto: ir al cine y comprarse el envase más enorme de popcorn. De esas llenas de caramelo y que se pegan entre sí. Pero nada es perfecto. La cantidad de azúcar que tienen no le hace bien a nadie. Con esta inspiración, las hermanas Daniela y Javiera Albarrán crearon “Puripop”, unas cabritas igual de crunchys y deliciosas, pero nutritivas. Son explotadas únicamente con aire caliente, a lo que se le agrega ingredientes naturales y de la mejor calidad.

Estas hermanas probaron, probaron y lograron las combinaciones perfectas. Hay cuatro variedades. La primera tiene un toque de aceite de oliva y sal. La segunda es de queso, con un sabor irresistible, para chuparse los dedos. La tercera, perfecta para el antojo complaciente: cabritas endulzadas y con sólo 53 calorías por taza. Y la cuarta es mi preferida: las coco vainilla. Tienen un sabor inigualable, distinto y fresco para comerse hasta la última miga.

Una revolución alimentaria que espera triunfar. “El desafío es lograr que los chilenos se atrevan a optar por otro snack al momento de elegir la colación, el picoteo o simplemente cuando quieren calmar esa ansiedad por comer. Y estas cabritas son libres de colesterol, sin preservante ni colorantes y muy bajas en calorías”, finaliza Daniela.

 

Web: mizos.clPrecios: Desde $320 a $1.550T: +569 9440 6236Mail: contacto@mizos.clWeb: puripop.clPrecios:Desde $690 a $1.990Mail: hola@puripop.cl