Además de condimentar nuestra idiosincrasia, los extranjeros avecindados en nuestro país están integrando su música y comida. Fuimos a probar las famosas arepas del barrio Lira. MCBO Burger’s Club, una picada de comida rápida que poco a poco gana popularidad gracias a sus deliciosas arepas y patacones.

— Por: Constanza Fueyo

Ubicado en Santa Isabel 329, entre las calles Portugal y Lira, en medio de los gigantes rascacielos que se han apoderado del barrio, MCBO Burger’s Club es una picada que se especializa en arepas, patacones y hamburguesas. La fachada es una simple puerta chiquitita que pasa desapercibida por lo que hay que buscar la numeración. Se ingresa por un pasillo cuyas paredes están pintadas con coloridas imágenes relacionadas a su origen llanero. Al llegar al comedor, encontramos cuatro mesitas de madera y un mesón empotrado en la pared, tipo barra, con pisos también de madera. La cocina es americana, por lo tanto, desde el comedor puedes ver cómo elaboran tus preparaciones.

Su dueño, Luis Ostos, es venezolano. Tiene 28 años y, como es común entre los caribeños, es un tipo alegre, dueño de un acento divertido y encantador, propio de los de Maracaibo, su ciudad natal. Para empezar nos recomienda unos tequeños ($3.100 las cinco unidades), perfectos para esperar las especialidades de la casa que son los platos zulianos.

La arepa Cabimera ($5.000) arrasa con todo, hecha con dos de las mencionadas tortillas picadas, carne mechada, lechuga, tomate, cilantro, jamoncito, huevo cocido y un queso típico venezolano llamado Palmita, que se caracteriza por ser bajo en grasa, por lo tanto es más saludable.

Entre recomendaciones varias, Luis nos cuenta que después de un par de semanas en Chile, era necesario difundir y ofrecer comida de su terruño. “Al contrario de países como Perú o México, Venezuela no se ha dado a conocer por su gastronomía, debido a que antes los venezolanos no emigrábamos”. Después opina sobre los chilenos. “No se meten en la vida del resto, viven su metro cuadrado; en ese sentido son más respetuosos de la privacidad del otro”, asegura. Igualmente habla de mujeres y entre risas reconoce que prefiere a sus compatriotas. “Son más alegres para vestirse y más risueñas”, afirma.

Así como las arepas se han masificado en Chile, poco a poco los patacones ($4.500) ganan un merecido espacio en nuestros paladares. En una explicación simple, un patacón es un plátano verde que se fríe por algunos minutos hasta que esté doradito y crujiente. La idea es que reemplace al pan de sándwich. Luego se arma un bocado que incluye carne o pollo mechado, jamón y queso rayado Palmita.

Si la idea es compartir, la Burger’s Club Xtrema es la alternativa. Compuesta de doble porción de carne picada, filete de pollo, carne de hamburguesa, jamón, tocineta, queso blanco derretido, queso amarillo, tomate, lechuga, papitas y salsa tártara o mayonesa.

Para cerrar, Luis comenta que no tiene planes de volver a Maracaibo, menos si la situación no mejora. Sin embargo agrega que extraña mucho a su familia y también la calidez de sus compatriotas. Afectuosidad que se vive en esta nueva oferta gastronómica.

Dónde: Av. Santa Isabel 329, Santiago.Horario: Martes a domingos de 12:00 a 00:00 hrsPrecios: Entre $1.500 a $13.000 pesos