El frío llegó para quedarse y para muchos es la justificación perfecta para “colgar las zapatillas” y dejar de hacer ejercicio. Sin embargo, según los expertos, ésta es una estupenda época para realizar deportes. Un especialista de la Universidad del Pacífico plantea por qué.

— Por: Verónica Marzolo

Mantenerse en buen estado físico y saludable no es tarea de corto plazo. Por ello, los expertos recomiendan que la práctica deportiva sea constante y no se vea interrumpida con la llegada del invierno. Si bien hay factores adversos para realizar actividad física, como días más cortos, oscuros e incluso lluviosos, los beneficios que trae esta práctica permanente son mayores.

Así, a pesar de que el pronóstico del tiempo anuncia que en la zona central y austral se mantendrá el frío, con temperaturas mínimas bajo cero de la octava región al sur, la jefa de carrera de Técnico Deportivo de la Universidad del Pacífico, Andrea Lobos, asegura que practicar actividad física en estas condiciones sí tiene su lado positivo.

“Al practicar actividad física aumenta nuestra temperatura corporal, lo cual nos permite no sentir frío y disfrutar del invierno. Además, tener rutinas ininterrumpidas ayuda a lograr metas de más largo plazo y de carácter permanente, como es poder estar en forma para el verano, con lo que también se logra disminuir la ansiedad por ver resultados rápidamente”, explica.

Si bien no hay consenso sobre si es necesario o no consumir más calorías en la época invernal, sí se sabe que en este período del año existe un aumento real del consumo de alimentos ricos en grasas, lo que explica que muchas personas tiendan a subir de peso. “Esa realidad nos obliga con mayor razón a no suspender la actividad física”, reafirma la docente de la Universidad del Pacífico.

Otro argumento igualmente importante por el que Andrea Lobos también recomienda hacer deporte en otoño-invierno y de manera continua es por la salud metal. “El deporte energiza, lo que es particularmente positivo para ciertas personas que en días nublados o fríos se deprimen y disminuyen su energía vital”, agrega.

Resguardos para practicar deportes en invierno

La jefa de carrera de Técnico Deportivo de la Universidad del Pacífico, plantea que es necesario tomar ciertas precauciones en la práctica deportiva frente a bajas temperaturas.

“Al practicar deporte, independiente de la situación climática o geográfica, siempre se debe mantener una rutina de ejercicios de calentamiento previo a la actividad, que incluya elongaciones musculares generales y movimientos articulares por cada segmento. Es ideal que esta rutina se repita al finalizar la actividad deportiva”, indica Andrea Lobos.

Asimismo, advierte que la indumentaria también es un factor importante de considerar. “Se debe usar ropa adecuada para la práctica deportiva, debido a que las bajas temperaturas afectan directamente las vías respiratorias, causando espasmos bronquiales, lo cual puede producir en el deportista síntomas como ahogos, sensación de falta de aire y mayor cansancio”, precisa.

En ese sentido, es clave que la vestimenta escogida no provoque roce en la piel y, con ello, eventuales molestias o heridas. “En este punto es importante elegir calcetines adecuados para evitar roces y la aparición de dolorosas ampollas que pueden generar posteriormente molestosos callos”, apunta.

En el caso particular de los deportes de nieve, la experta destaca que es especialmente relevante usar los implementos de protección adecuados para evitar accidentes. “Se debe utilizar casco, guantes reforzados y anteojos con filtro UV para evitar la oftalmia, que es un problema de zonas de altitud que se produce por la exposición a los rayos ultravioletas B. Por cada mil metros de altura, los daños provocados por los rayos del sol aumentan un 15%.”, puntualiza.

Por último, la docente de Técnico Deportivo de la Universidad del Pacífico recuerda que para la práctica de cualquier ejercicio, incluida la natación, no se debe olvidar la correcta hidratación.

Fuente: Universidad del Pacífico