Ella es peruana pero representará a Chile en el concurso S. Pellegrino Young Chef, que elige a los mejores cocineros del mundo. Con un plato innovador centrado en la gastronomía de la costa, Puquio se ganó los boletos a la gran final en Milán.

— Por: María José Winter

No es un plato sencillo. Más bien es una preparación misteriosa, atractiva y exuberante. Su nombre, “Pescado de la Costa”. Su ingrediente principal es un pez llamado caballa marinada. Este viene con mayonesa de tinta de calamar, acompañada con palta y gotas de gel de lima. El plato se completa con coloridas oxalis –la flor comestible que crece a orillas del mar-, capuchinas –otra flor comestible- y salicornia, más conocido como “espárrago de mar”.

Me inspiré en productos del mar de la costa y la proteína principal fue la caballa, que me trae recuerdos de mi infancia”, afirma Elizabeth Puquio. Con tan sólo 26 años esta peruana tiene un experimentado currículum, pasando por el restaurante Central de Lima, una pasantía en el Boragó y su trabajo actual en Ambrosía. Ella fue la ganadora de la región latinoamericana del concurso S. Pellegrino Young Chef, que la llevará en junio de 2018 a Milán para competir en la gran final.

¿Qué sientes al ser la ganadora de Latinoamérica del concurso? 

Me siento muy feliz de poder vivir esta gran experiencia y muy agradecida con todo lo que está pasando. Es un logro que no me lo esperaba. Después del viaje a Milán quiero seguir creciendo como profesional, conocer culturas e insumos de otros países.

¿Por qué siendo peruana decidiste representar a Chile?

Hace tres años que estoy viviendo en Santiago, es un país donde he aprendido muchas cosas. Hace dos años trabajo en Ambrosía. En la fase de inscripción para el concurso pedían varios datos como el lugar de trabajo y el país donde uno vive, así que todo esto hizo que representara a Chile.

Juventud y talento

5 de septiembre. Instituto Le Cordon Bleu, Lima. Entre los jurados de la competencia destaca Rafael Osterling (Perú), Harry Sasson (Colombia) y Rodolfo de Santis (Brasil). Para elegir a los 10 semifinalistas, se basaron en las cinco “reglas de oro” para encontrar al mejor chef del mundo: ingredientes, habilidad, genio, belleza y mensaje.

Elizabeth y su plato “Pescado de la Costa”, sacó aplausos. Ahora espera que se le asigne un chef mentor -que fue parte del jurado regional-, quien tendrá la tarea de apoyarla y orientarla para potenciar su plato.

¿Qué ha sido lo que te ha marcado como chef?

Lo que más me marcó fue haber trabajo en Central. Fue el lugar donde aprendí muchas cosas, de la mano de Virgilio, de Pía y Karime. Conocer diversidad de insumos y técnicas fue una gran experiencia.

¿Cómo crees que aporta este concurso en las carreras de jóvenes como tú? 

Aporta mucho, te da una gran experiencia y oportunidad para demostrar el talento que cada chef tiene.