Intuitivo, audaz y detallista. El restaurante de Leandro “Lele” Cristóbal y Mauricio Jofré, el chef encargado del buque santiaguino, plantea una carta distintiva y cautivadora, calcada a la del local originario de SanTelmo, Argentina. “Aquí la propuesta la hacemos nosotros”, afirma con seguridad y orgullo el cocinero.

— Por: Constanza Fueyo M.

La explosión de sabores de Café San Juan (CSJ) es consecuencia del rescate de ingredientes tradicionales y el giro inigualable que le han dado a las preparaciones. Entrando a la casona de piso de ajedrez y muebles que simulan vitrinas para sus productos encurtidos, hechos en casa, se siente un aroma suave a especias y licor. El personal de cocina comienza a preparar todo a las 9 AM. En el bar, Miguel González se encarga de los jugos del día y los tragos, en constante evolución. Yo probé la exquisita infusión de laurel con jugo de pomelo, naranja y limón ($2.900), además del Vermouth CSJ ($.3900); mientras picoteaba pan de campo, pan integral negro y focaccia de aceituna, amasados en casa, junto a unas aceitunas verdes y negras.

De entrada recomiendo a ojos cerrados comer a mordiscos los montaditos en pan casero y baguette. El Salmón rosado curado con conserva de hinojos y mayonesa de eneldo sobre pan negro ($5.900), la Tortillade papas con berenjenas encurtidas ($4.500), la subliminal Tortilla de papas con gírgolas en escabeche ($5.500) y/o el Queso crema, trucha ahumada y pickle jalapeño ($5.900), que no pica ni un poquito, pero potencia los sabores y da paso a una mezcla efervescente.

“Es importante que se atrevan a dejar los cubiertos de lado, para disfrutar de todos los sabores al mismo tiempo“, dice Mauricio. Olvidé la vergüenza y me despreocupé del desastre que dejé en la mesa, porque en Café San Juan se come así: con ganas, con las manos.

Para el plato de fondo deléitese, como yo, con uno de los clásicos de la carta: los deliciosos Canelones demolleja, ricota, acelga y nueces con salsa de tomate y crema ($12.900). Estos maravillosos crêpes de cúrcuma vienen en una especie de paila caliente, bañados en queso derretido.  Si prefieres viajar al fondo del mar, pide el tierno y jugoso Pulpo grillado con papas confitadas, porotos verdes, coliflor y tomates con aliño español ($13.900), una oda al ajo y al octópoda. También está la opciónde salir del menú y comer el plato del día, anunciado en la pizarra negra al costado izquierdo de la cocina.

Para cerrar la experiencia religiosa, una suave y crocante Crème Brûlée ($4.900) o una Terrina de chocolate con nougatine de almendras y crema chantilly ($5.900).

El corazón de los chefs, que se conocieron hace años en Argentina, se vierte en cada plato, entre sus opciones veganas, vegetarianas y carnívoras. La comida es rica, casera, “confortable y sin pretensiones. Nada se improvisa, todo está muy bien coreografiado”, comenta Mauricio. La invitación culinaria busca transportar a los comensales a Italia, seguir a España, pasar por Francia y recordar el toque Rio platense.  

Sin duda, Café San Juan marca tendencia con sus platos generosos (aptos para compartir entre dos o tres), con su cocina directa y sobre todo sabrosa. Para ir a comer de noche es imperatorio hacer reserva.

Dónde: Av. Francisco Bilbao 769, Providencia.Horarios: De martes a jueves de 12.30 a 24hrs. Viernes y sábados de 12.30 a 1 AM. Domingo solo almuerzo.Precio: Desde $4.900T: (+56 2) 2 3265 781.