Para saber hay que probar. Si quieres erradicar de tus recuerdos a tu mamá y esa implacable obsesión por que comas cochayuyo, esta es la oportunidad: hamburguesas de algas. Pero ojo,esta vez si que es verdad, están ricas. ¡Prueba, prueba!

— Por: María José Winter

“A mi no me gustaba el cochayuyo pero al trabajar con él me di cuenta de que es un alimento súper versátil, es cosa de presentarlo de otra forma para que quede igual de rico que cualquier otro producto”, confiesa Alejandra Allendes, directora ejecutiva de Quelp, emprendimiento gourmet cuyo producto estrella son las hamburguesas de algas.

Todo comenzó cuando la ingeniera agrónomo de la Universidad de Chile, hizo su proyecto de tesis centrado en la elaboración de hamburguesas de cochayuyo, para la Junta Nacional de Auxilio Nacional y Becas (JUNAEB). El objetivo era entregar almuerzos saludables a los estudiantes. Posteriormente y junto a su socio, Alonso Díaz, llevaron la idea a un negocio potencial que bautizaron como Quelp. Ambos se encargan de todo el proceso de producción e incluso cocinan las hamburguesas marinas en la casa de la emprendedora de 28 años.

“Hay mucho prejuicio en torno a las algas, generalmente son catalogadas como si tuvieran un sabor, olor y textura desagradable. Esa ha sido nuestra mayor barrera. Nuestro objetivo es motivar a la gente a que se atrevan a probar. Una vez que ya lo hacen, se dan cuenta de que el sabor es totalmente distinto a lo que tenían en mente”, agrega Allendes. Además pone gran énfasis en la composición de su producto, preparado en base a luche o cochayuyo (60%) que se extrae de las costas de Navidad, para luego deshidratar, moler y cocinar. Por lo tanto no pierde sus nutrientes. Son ricas en vitaminas, omega 3 y fibra. También funcionan como una alternativa baja en calorías, ya que cada una tiene tan sólo 61 y puedes elegir el sabor que quieras: tienen la clásica, con merkén y pimentón.

La forma de cocinarlas es tan simple como las hamburguesas que se compran en el supermercado. Del congelador al sartén. Sin complicaciones. Se pueden encontrar en boliches de comida saludable. El envoltorio incluye dos unidades y cuesta $1.700. Una gran alternativa para comer sano, rico y para rescatar un producto chileno que no se aprovecha lo suficiente. Como dice el dicho, si es chileno es bueno.

Precio: $1.700Web: http://www.quelp.cl/