Aquí no se viene a rezar. Tampoco a peregrinar. Aquí se viene a comer y a tomar de muy buena forma, en un contexto relajado y agradable.

— Por: Delfina Bascuñán

El bar “La Virgen” cambió de hogar. Bombero Núñez quedó atrás y ahora es Erasmo Escala, en Santiago Centro, donde sus fieles parroquianos tendrán que trasladarse para pasar un buen rato y deleitar el paladar. Para nosotros no es el no es el barrio Yungay o el barrio Brasil, la ubicación está entre medio de ambos, en una calle tranquila, ideal para relajarse una noche primaveral.

Su nueva residencia tiene cuatro salones distribuidos en distintos pisos.  Todos perfectamente acondicionados,  donde el preocupado trabajo que hicieron en el diseño les juega totalmente a favor. En último de sus niveles está la terraza, el lugar que más llama la atención por su ambientación y comodidad. Cuidadosos del medio ambiente, los pallet reciclados con sus respectivos  cojines, mesas de madera, plantas, incluso los colgantes de género y luces alrededor, lo transforman en un espacio deco que hace mucho más agradable y hogareña la estancia. Qué decir de la vista para recibir una puesta de sol y el detalle de coloridas mantas para abrigarse por si corre algo de viento, son otros de sus detalles.

Comer, rezar y amar     

La carta está divida en cuatro secciones: tablas para compartir, hamburguesas, ceviches y tapas.

Para probar, todo. El picoteo puede comenzar con un ají rebozado relleno de plateada y queso de cabra, o con un atún encostrado en sésamo negro y salsa de mandarinas agrias. Ambos exquisitos por si solos. Si andas más light, el “Ceviche de María” (reineta,  camarones, pulpo, cebolla morada, cilantro y trocitos de mango) es suave, fresco, liviano, perfecto para la nochecita.

¿Algún sánguche? Solo por nombrar dos que vas a la segura: el contundente y poderoso “La Virgen (vacuno, queso cheddar, tocino, aros de cebolla, pepinillos y salsa BBQ) y en el otro extremo, el veggie “La Lenteja”, en base a una hamburguesa de esta legumbre, mix verdes, champiñones, berenjenas, zapallitos italianos grillados, tomate y pimientos asados. Sano. Una delicia.

Germán Montero, su dueño, la tiene clarita con respecto a su carta y lo que quiere para el futuro cercano. “La idea es que más adelante la gente pueda venir a almorzar, pero competimos con muchos restaurantes emblemáticos, por lo que consideramos prudente esperar a ver cómo nos va para luego abrir en ese horario”, considera.

Dirección: Erasmo Escala 2395, SantiagoHorario: Martes a sábado, de 17:30 a 03:00 hrs.T: +569 6 3724357Web: www.barlavirgen.cl